7 Estrategias para aumentar la participación de los estudiantes en videoconferencia

Recomiendo leer

 

7 estrategias para aumentar la participación de los alumnos en videoconferencias

 

Tomado de Catlin Tucker:

https://catlintucker.com/2020/05/7-strategies-to-engage-students-in-synchronous-online-discussions/

Uno de los papeles principales que desempeña un profesor en una clase online es la de comunicar claramente los objetivos de aprendizaje y apoyar a los alumnos a medida que avanzan hacia esos objetivos. Cuando los profesores trabajan en línea con los alumnos, deben centrar sus interacciones en la retroalimentación (feedback) que dan a los estudiantes sobre su trabajo, y en su capacidad para ayudar a los estudiantes a dar sentido a las discusiones en línea, tanto sincrónicas (en ese momento) como asincrónicas (a través de mensajes y correos). Este último componente -facilitar los debates en línea- puede ser especialmente difícil para los profesores que no están acostumbrados a involucrar a los estudiantes a distancia. Sin embargo, las plataformas de videoconferencia, como Google Meet y Zoom, están haciendo posible que muchos profesores se conecten con los alumnos en tiempo real.
Dado el papel fundamental que desempeña el debate en la creación de significado, los docentes están experimentando con el uso de sus sesiones de videoconferencia para involucrar a los estudiantes en conversaciones sobre textos, vídeos, podcasts y recursos en línea. Al igual que los debates en tiempo real pueden fracasar o ser dominados por un puñado de voces, los debates en línea que utilizan software de videoconferencia presentan desafíos únicos para los profesores. Los estudiantes pueden sentirse cohibidos al saltar a una conversación en línea por una variedad de razones. A continuación se presentan siete sugerencias para ayudar a los profesores a maximizar la participación de los estudiantes en las discusiones sincrónicas en línea. 

1. Proporcionar con antelación a los estudiantes una agenda y una lista de preguntas

Los estudiantes se sentirán más cómodos si saben qué esperar de una sesión de conferencia virtual. Si los profesores proporcionan las preguntas de discusión con antelación, los estudiantes que necesitan más tiempo para procesar las preguntas tienen tiempo para hacerlo. Del mismo modo, los estudiantes que pueden ser tímidos o más reacios a entablar una conversación en tiempo real pueden preparar algunos \”puntos de discusión\” antes de la sesión sincrónica, de modo que se sientan cómodos participando. 

2. Comunicar las expectativas de participación y comportamiento en línea.

El aprendizaje en línea es nuevo para muchos estudiantes. Los profesores deben tener claras sus expectativas y enseñar proactivamente a los estudiantes cómo participar en este nuevo panorama de aprendizaje. Por ejemplo, deberías decirles explícitamente si quieres que dejen su video encendido para los debates y explicarles por qué es vital para la comunidad de la clase poder ver las caras de los demás. Si quieres que contribuyan al menos con una idea a la discusión, debes decirles antes de la conversación lo que se va a hablar. 
 
CONSEJO: Animo a los profesores a incluir las expectativas de comportamiento y participación en la agenda o documento de planificación que comparten con los estudiantes antes de la conversación. 

3. Pedir a los estudiantes que generen sus propias preguntas de discusión.

Pide a los estudiantes que vengan al debate virtual con al menos una pregunta que les gustaría discutir. Esto les anima a pensar en el tema que el grupo discutirá antes de la conversación e identificar algún aspecto del tema que les interese. Cuando pueden dirigir la conversación con preguntas que les interesan, es más probable que participen en la discusión.

4. Comenzar cada sesión de conferencia virtual con una pregunta para romper el hielo o un registro rápido.

En lugar de lanzarse directamente al trabajo académico, los profesores deberían comenzar las sesiones de videoconferencia con una pregunta divertida e informal que ayude a los estudiantes a sentirse más cómodos. Los estudiantes que están aprendiendo a distancia probablemente se pierdan las interacciones sociales asociadas con el hecho de estar en la escuela. Dar a los estudiantes la oportunidad de conectarse a nivel social con sus compañeros antes de saltar a una conversación académica puede ayudarles a sentirse más cómodos compartiendo sus ideas con el grupo.

5. Usar la ventana de chat estratégicamente. 

Como en un aula, los estudiantes necesitan un momento para procesar una pregunta y formular sus respuestas. Animo a los profesores a que compartan sus pantallas y proyecten cada pregunta de discusión para que los estudiantes puedan verla y escucharla. Luego pida a los estudiantes que se tomen 60-90 segundos para compartir sus pensamientos iniciales a través de la función de chat o usando una herramienta como el Mentimeter. Una vez que los estudiantes hayan tenido la oportunidad de compartir sus pensamientos en la ventana de chat, invítalos a levantar una mano virtual para ampliar su respuesta. Individualmente, desactiva el silencio de los estudiantes para permitirles compartir sus ideas sin interrupción.

6. Acoger sesiones más cortas con menos estudiantes.

Los profesores pueden preferir ofrecer una larga sesión sincrónica cada semana para su clase; sin embargo, las discusiones en grupos grandes rara vez son tan dinámicas o equitativas como las discusiones en grupos pequeños. Los maestros tendrán más éxito ofreciendo tres sesiones de discusión de 20 minutos con ocho a diez estudiantes cada una, en comparación con una sesión de 60 minutos con 25-30 estudiantes. Esto crea oportunidades para que el profesor agrupe a los estudiantes estratégicamente para asegurar que los estudiantes tengan más posibilidades de entablar una conversación.

7. Pedir a los estudiantes que evalúen su participación en línea.

Termina tu sesión de videoconferencia pidiendo a los estudiantes que se tomen un momento para evaluar y reflexionar sobre su participación en línea. La auto-evaluación es una estrategia importante que anima a los estudiantes a pensar críticamente sobre sus habilidades. Los profesores que tienen el hábito de terminar las discusiones con una rápida actividad de autoevaluación y reflexión tienen más probabilidades de ver que los estudiantes se toman estas sesiones en serio. La discusión en línea es una parte crítica del aprendizaje en línea y, como tal, los estudiantes deben desarrollar las habilidades necesarias para participar en este espacio. 
 
Como con cualquier otra habilidad, aprender a participar en debates utilizando una herramienta de videoconferencia llevará tiempo y práctica. Es más probable que los profesores tengan éxito si proporcionan a los estudiantes apoyo, andamiaje y retroalimentación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s